Corte colombiana falla en contra de la solicitud de orden judicial de Parex Resources con sede en Calgary

Published by Brent Patterson on

Parex Resources Inc., con sede en Calgary, opera el campo petrolero Aguas Blancas en el municipio de Simacota, Santander, en el noreste de Colombia.

La operación de Parex en Simacota se ubica en la región del Magdalena Medio que incluye los municipios de Barrancabermeja, Puerto Wilches y San Martín. La región se conforma por siete departamentos, entre los que se encuentra Santander (donde se encuentra Simacota), Antioquia y Cesar. Es una región central para la extracción y refinación de petróleo, así como para las amenazas contra los defensores de derechos humanos ambientales.

Fallos judiciales

El 29 de septiembre de 2020 Parex interpuso una acción de tutela contra Yolanda Pico y Segundo Adolfo Salinas, líderes de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Diviso, La Colorada, ubicada en la zona baja del municipio de Simacota.

El 13 de octubre, el Juzgado Municipal de Simacota desestimó esta impugnación.

Una tutela es una orden judicial que tiene como objetivo proteger los derechos constitucionales cuando son violados o amenazados por la acción u omisión de cualquier autoridad pública.

Esta figura judicial está incorporada en el artículo 86 de la Constitución; una tutela puede proceder bajo varias circunstancias, incluso cuando el actor (demandante) se encuentra en una situación de indefensión en relación con la persona (demandada) contra quien se interpone la tutela.

Parex declaró que entre el 4 y el 18 de marzo de 2020, sus operaciones en el proyecto Aguas Blancas se vieron afectadas de manera injustificada por algunos miembros de la comunidad, incluidos la Sra. Pico y el Sr. Salinas. El informe presentado incluye un bloqueo a la entrada de la planta principal de producción que impidió que los trabajadores ingresaran al sitio.

El fallo señala que el 17 de marzo Parex presentó un derecho de petición a los imputados para responder sobre sus declaraciones contra la empresa. El 27 de marzo, los imputados respondieron que no estaban obligados a responder a ese derecho de petición.

En carta fechada el 23 de septiembre, Parex resumió su argumentación para proteger su buen nombre y honor de las afirmaciones de Pico y Salinas.

El 13 de octubre, el Juzgado Municipal de Simacota declaró la inadmisibilidad de la acción de protección. Asimismo, dictaminó que los imputados (Pico y Salinas) ejercieron su derecho a la libre expresión y que en ningún momento violaron los derechos del demandante (Parex).

El fallo también determinó que no existía dependencia o subordinación de uno con respecto al otro (como se requiere en una acción de tutela) y que la protesta pacífica de los imputados no violó los derechos del demandante.

Rueda de prensa

El 21 de diciembre, el presidente y la abogada de la organización de derechos humanos de Barrancabermeja y acompañada por PBI Colombia,  CREDHOS, Ivan Madero Vergel y Leidy Irreño, el vocero de CRY-GEAM ((el Grupo Corporativo Regional Yariguíes de Estudios Extractivos, Ambientales y Sociales del Magdalena Medio) Oscar Sampayo y el líder ambiental Raúl Barba hablaron sobre este caso en rueda de prensa.

El video de 22 minutos de esa conferencia de prensa puede verse aquí.

La rueda de prensa denunció la criminalización de los líderes sociales por parte de Parex. Contextualizandolo de modo más amplio, el Comité de Solidaridad con Presos Políticos (CSPP) ha señalado que “entre 2012 y 2019 se han judicializado 249 líderes sociales y el 74% de ellos eran defensores del medio ambiente y la tierra”.

Los ponentes también destacaron esta reciente amenaza de las Águilas Negras contra dieciocho líderes ambientales del Magdalena Medio (incluido Sampayo).

Las amenazas contra líderes ambientales y comunitarios ejemplifican la intensificación del conflicto armado en la región. CREDHOS ha destacado esta situación en su informe de octubre de 2020: “El silencio armado: pactos y disputas en el Magdalena Medio”.

Preocupaciones ambientales

Son varias las preocupaciones ambientales sobre la operación de Parex en Aguas Blancas que se han expresado en los últimos años.

El campo petrolero ha recibido la oposición de las comunidades locales y los ambientalistas, en particular por la adquisición irregular de la tierra y el impacto ambiental de sus operaciones. En septiembre de 2015, cuando Parex firmó un acuerdo con Ecopetrol, la expectativa era que el acuerdo podría permitir que el campo Aguas Blancas aumentara a 10,000 barriles por día para 2020.

CRY-GEAM  comenzó a expresar sus preocupaciones poco después de que Parex completara la perforación de sus primeros cuatro pozos en Aguas Blancas.

CRY-GEAM publicó en Facebook este video en enero de 2017 señalando sus preocupaciones ante la ausencia de los documentos ambientales necesarios y estas fotos en abril de 2017 expresando preocupación por un camión volcado y el derrame de hidrocarburos en el río la Colorada.

En abril de 2017, CRY-GEAM también publicó este video en Twitter con el texto: “Parex en Simacota, Campo Aguas Blancas, sin plan de manejo arqueológico, sin permiso ambiental, por encima de la ley y las comunidades. ¿Quién responde?”.

A pesar de esto, Export Development Canada, la agencia de crédito para la exportación del Gobierno de Canadá, ha proporcionado financiamiento y apoyo a Parex que incluye: $ 50-100 millones (27-05-2019): $ 50-100 millones (22-02-2019); y $ 25-50 millones (05-07-2018). 

Seguimiento

Peace Brigades International continúa siguiendo de cerca la situación en Aguas Blancas y afirma el derecho fundamental de las comunidades a expresar sus preocupaciones sobre los impactos ambientales de esta corporación canadiense de petróleo y gas.

Categories: News Updates

0 Comments

Leave a Reply

Avatar placeholder

Your email address will not be published.